domingo, 11 de julio de 2021

Salvo que el alzheimer lo impida

 

VIERNES, 11 DE JUN. DE 2021 17:55

Se me ha dificultado escribirte estos días.

No he terminado el encargo y es que abro el computador y un sopor se apodera de mí.

Me pongo a pensar en la forma en que me has tratado y me llega a molestar la idea de hacer algo por ti cuando en verdad parece que no soportas ni hablar conmigo. Igual lo voy a terminar y así puedo por fin enviártelo y ya no buscarte más.

De verdad te digo que me estoy dañando con toda esta situación. Yo creo que fue más que suficiente. Y créeme que no lo digo en mala. No estoy particularmente enojada ni herida, a estas alturas. Solamente ocurre que me cansé. Todos tenemos un límite y al parecer el mío llegó hace al menos un par de semanas. De todas formas te voy a extrañar porque el sentimiento sigue existiendo. Te mentiría si dijera algo distinto. Sin embargo, las ganas, la energía para seguir buscándote ya no existen. Se esfumaron.

Capaz que en un tiempo más deba tragarme mis palabras pero en este momento, la verdad es esa. Voy a dedicar mi tiempo y mi energía a mi y a todo aquello que me parezca provechoso.

¿Que te vaya bien? Claro, que te vaya muy bien, excelente. Solo te deseo cosas buenas en el futuro.

Que se cumplan todos tus sueños y se materialicen tus anhelos.

Fue toda una experiencia haberte conocido y haberte amado. De alguna forma fuiste parte de la mitad de mi vida y muchas de mis experiencias estuvieron ligadas a ti. Me faltará tiempo para recordarte y seguramente sonreiré en mi vejez con gran parte de esos recuerdos... ...siempre y cuando el Alzheimer no me haga su presa tempranamente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina tranquilo, opina sin pena

Últimas palabras

  20 de julio de 2021 Es probable que esta sea la última vez que escriba en este diario y lo de por cerrado para siempre. A pesar de todas ...