viernes, 23 de julio de 2021

Epifanía

17 de julio de 2021

Sí, así mismo. Por fin!
A pesar de haberlo sabido siempre, no lo había podido internalizar.
Tú no me quieres y nunca me has querido. Jamás.
Por eso me engañaste la primera vez, por eso me has tenido de patas negras después. El poco rato que has estado sola, pudiste buscarme si lo hubieses querido, si de verdad lo hubieses querido, pero no.
Soy tu buen revolcón. Lo he dicho antes en este diario y aún así no lo quise aceptar como la realidad evidente que es.
A ninguna de las que han sido tus parejas le hubieses propuesto relegarse a ser “la otra”. Las respetas lo suficiente y sabes que ellas se respetan lo suficiente también como para no permitir una humillación semejante.
Solo yo te lo aceptaría porque estás consciente que te he querido tanto que me he tragado el orgullo para caer una y otra vez en lo mismo.
Y además te sirvo, porque a las demás no les has importado lo suficiente como para ser confidente de tus penas y un consuelo ante las adversidades. Esa, también he sido yo.
A ti no te importa nada de mi, salvo lo que pueda entregarte como parche a las carencias en que te han tenido sumida las demás. Lo que yo sea, lo que yo sienta o piense, mis penas y mis alegrías te las pasas por donde no llega el sol, pero por las demás, las que te usan y hasta te desprecian, por ellas darías todo. Lo has dado todo y lo seguirás haciendo, está en tu naturaleza.
Cuando leas esto, si es que llegas a hacerlo, te vas a enojar demasiado y el orgullo te hará callar o rebatir, pero no lo vas a aceptar. Deberías pensarlo, darle una vuelta. No, en realidad da igual lo que hagas. A mi me da igual, para mi no habrá diferencia. Sin embargo, te haría bien meditar el asunto.

Qué golpe más grande darme cuenta por fin de esto.
Es mentira que hayas cambiado, no has cambiado nada. Jamás dejaste de jugar conmigo. Me tuviste la mitad de mi vida en vilo. Te aprovechaste de mis sentimientos sin ninguna piedad, sin conmiseración. Has jugado tanto que te has atrevido a insinuar que la culpa es toda mía, pero ¿sabes qué? Yo creo que muy en el fondo estás consciente de esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina tranquilo, opina sin pena

Últimas palabras

  20 de julio de 2021 Es probable que esta sea la última vez que escriba en este diario y lo de por cerrado para siempre. A pesar de todas ...